Este sitio web está diseñado exclusivamente con fines informativos y educativos generales acerca de las cepas probióticas y destinado a profesionales de la salud y la industria alimentaria.

Los probióticos pueden tener beneficios para nuestro sistema inmunitario y para nuestra salud

Salud inmunitaria Apoyo inmunitario en adultos L. CASEI 431® LGG® BB-12®
6 MinutesRead

Estudios de alta calidad sugieren que las cepas Lactobacillus rhamnosus, LGG®, Lactobacillus paracasei, L. CASEI 431® y Bifidobacterium, BB-12® (en adelante mencionadas usando las marcas registradas LGG®, L. CASEI 431® y BB-12®) pueden favorecer el sistema inmunitario y se asocian con menos casos de molestias en las vías respiratorias en niños y adultos.1, 2, 3, 4, 5 

Molestias en las vías respiratorias

Las molestias en las vías respiratorias son habituales. De media, 33 millones de estadounidenses experimentan molestias en las vías respiratorias cada año,6 lo que puede suponer una gran carga para las familias y la sociedad, debido a los costes que implica la visita a los profesionales sanitarios, sus intervenciones y la pérdida de productividad laboral.
Tomar probióticos como suplemento puede ser un método para favorecer nuestra salud inmunitaria y, por lo tanto, la salud general. Numerosos estudios bien diseñados sugieren que ciertos probióticos pueden jugar un papel clave para favorecer un sistema inmunitario sano.1, 2, 3, 4, 5, 8, 9, 10 

 
Dato

El sistema inmunitario es fundamental para la salud y ayuda contra las molestias en las vías respiratorias.

Los probióticos pueden influir positivamente en nuestro sistema inmunitario

Las cepas L. CASEI 431®, BB-12® y LGG® han sido investigadas en estudios científicos de alta calidad. En niños y adultos, el aporte suplementario de estas cepas se ha asociado con una influencia positiva sobre el sistema inmunitario y con menos molestias en las vías respiratorias.1, 2, 3, 4, 5, 8, 9, 10
 

To view this content, consent for functional cookies needs to be given. Click this text to open the consent form.

Pero ¿cómo sabemos hasta qué punto funciona bien nuestro sistema inmunitario? 

Varios estudios científicos han investigado el impacto del consumo de probióticos en la salud inmunitaria. Una forma de investigar lo bien que funciona el sistema inmunitario es midiendo cómo reacciona este ante una amenaza inmunológica. En personas sanas, el cuerpo reaccionará produciendo proteínas específicas que actúan contra esa amenaza determinada y ayudando a nuestra salud. Esas proteínas se denominan anticuerpos y el número de estos anticuerpos específicos que produce el cuerpo en respuesta a la amenaza es c´ómo determinamos si nuestro sistema inmunitario funciona bien. Cuantos más anticuerpos producimos en una situación de amenaza inmunitaria, mejor se cree que funciona nuestro sistema inmunitario. 
 
La salud inmunitaria de las personas mayores activas y los probióticos

El uso de LGG® como complemento puede estar asociado a menos molestias en las vías respiratorias

Un estudio con adultos sanos investigó cómo afectaba el suplemento con la cepa probiótica LGG® al número de anticuerpos producidos ante una amenaza inmunitaria.9 En comparación con el grupo de placebo, tomar la cepa probiótica LGG® se asoció con que un 29 % más de participantes produjesen el número de anticuerpos específicos necesarios para hacer frente a esa amenaza específica. Este dato apunta a que la cepa LGG® puede ayudar al sistema inmunitario aumentando el número de anticuerpos que produce el cuerpo para favorecer nuestra salud.  
En otro estudio, los niños que tomaron la cepa probiótica LGG® durante tres meses tuvieron significativamente menos molestias en las vías respiratorias.1 La duración de esas molestias en los niños también se redujo, y faltaron significativamente menos días a la guardería por sentirse mal, en comparación con el grupo de placebo.1

Según indican los estudios, BB-12® puede ayudar a nuestro sistema inmunitario

Otro estudio de alta calidad investigó el efecto del consumo de la cepa probiótica BB-12® durante dos semanas antes de una amenaza inmunitaria y durante cuatro semanas después.2 En comparación con el grupo de placebo, el que recibió el complemento de la cepa BB-12® desarrolló significativamente más cantidad de los anticuerpos necesarios para ayudar al sistema inmunitario frente a esa amenaza.2
Cuando se consumen juntas, las cepas LGG® y BB-12® han demostrado ser beneficiosas para la salud.5 En un estudio de 12 semanas, los estudiantes universitarios que recibieron las cepas LGG® y BB-12® tuvieron 33 % menos días con molestias en las vías respiratorias y se sintieron significativamente menos mal que los que recibieron el placebo.5
 
Dato

Los anticuerpos son proteínas que ayudan a proteger nuestra salud.

L. CASEI 431® puede favorecer la salud 

Varios estudios hacen pensar que la cepa probiótica L. CASEI 431® favorece la función de nuestro sistema inmunitario. En tres estudios de alta calidad, se administró la cepa probiótica L. CASEI 431® a adultos sanos antes de una amenaza inmunitaria. En los tres, el grupo que recibió el complemento de la cepa probiótica L. CASEI 431® tuvo un aumento de los anticuerpos específicos asociados con el apoyo a la salud frente a esa amenaza inmunitaria, en comparación con el grupo de placebo.2, 3, 4 
En un gran estudio, 1104 voluntarios recibieron la cepa L. CASEI 431® o placebo durante 42 días. Quienes recibieron la cepa probiótica L. CASEI 431® experimentaron molestias en las vías respiratorias durante periodos de tiempo más cortos que los del grupo de placebo.8
 
Dato

Cuando nuestro sistema inmunitario funciona bien, es posible que tengamos mejor salud y menos molestias en las vías respiratorias.

Las cepas probióticas LGG®, L. CASEI 431® y BB-12® pueden ayudar a nuestro sistema inmunitario.

Estudios científicos de alta calidad han relacionado las cepas probióticas LGG®, L. CASEI® y BB-12® con el apoyo a la forma en que el sistema inmunitario responde cuando se enfrenta a una amenaza que podría afectar a nuestra salud. Además, los estudios científicos muestran que complementar con estas cepas probióticas específicas está asociado con menos episodios de molestias en las vías respiratorias y de menor duración.

Consulte lo que debe buscar al elegir un probiótico.

L. CASEI®, LGG® y BB-12® son marcas registradas de Chr. Hansen A/S. 

Este artículo tiene carácter informativo sobre los probióticos, y no pretende sugerir que ninguna sustancia a la que se haga referencia en él esté indicada para diagnosticar, curar, mitigar, tratar o prevenir ninguna enfermedad.

 

Referencias

1. Hojsak I, et al. Lactobacillus GG in the prevention of gastrointestinal and respiratory tract infections in children who attend day care centers: a randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Clin Nutr. 2010;29(3):312-6. (PubMed)

2. Rizzardini G, et al. Evaluation of the immune benefits of two probiotic strains Bifidobacterium animalis ssp. lactis, BB-12® and Lactobacillus paracasei ssp. paracasei, L. casei 431® in an influenza vaccination model: a randomised, double-blind, placebo-controlled study. Br J Nutr. 2012;107(6):876-84. (PubMed)

3. Trachootham D, et al. Drinking fermented milk containing Lactobacillus paracasei 431 (IMULUS™) improves immune response against H1N1 and cross-reactive H3N2 viruses after influenza vaccination: A pilot randomized triple-blinded placebo controlled trial. J Funct Foods. 2017;33:1-10. (Fuente)

4. de Vrese M, et al. Probiotic bacteria stimulate virus-specific neutralizing antibodies following a booster polio vaccination. Eur J Nutr. 2005;44(7):406-13. (PubMed)

5. Smith TJ, et al. Effect of Lactobacillus rhamnosus LGG® and Bifidobacterium animalis ssp. lactis BB-12® on health-related quality of life in college students affected by upper respiratory infections. The British journal of nutrition. 2013;109(11):1999-2007. (PubMed)

6. Biggerstaff M, et al. Systematic Assessment of Multiple Routine and Near Real-Time Indicators to Classify the Severity of Influenza Seasons and Pandemics in the United States, 2003-2004 Through 2015-2016. Am J Epidemiol. 2018;187(5):1040-50. (PubMed)

7. Putri WCWS, et al. Economic burden of seasonal influenza in the United States. Vaccine. 2018;36(27):3960-6. (PubMed)

8. Jespersen L, et al. Effect of Lactobacillus paracasei subsp. paracasei, L. casei 431 on immune response to influenza vaccination and upper respiratory tract infections in healthy adult volunteers: a randomized, double-blind, placebo-controlled, parallel-group study. Am J Clin Nutr. 2015;101(6):1188-96. (PubMed)

9. Davidson LE, et al. Lactobacillus GG as an immune adjuvant for live-attenuated influenza vaccine in healthy adults: a randomized double-blind placebo-controlled trial. Eur J Clin Nutr. 2011;65(4):501-7. (PubMed)

10. Hojsak I, et al. Lactobacillus GG in the prevention of nosocomial gastrointestinal and respiratory tract infections. Pediatrics. 2010;125(5):e1171-7. (PubMed)

¿Qué son

los probióticos?

Más información sobre qué son los probióticos y cuáles son sus beneficios para la salud

Qué

buscar

Reciba consejo sobre cómo elegir un producto probiótico de alta calidad

Nuestras
cepas

Obtenga más información sobre algunas de las cepas probióticas más documentadas del mundo y sobre sus beneficios para la salud

Compartir