Este sitio web está diseñado exclusivamente con fines informativos y educativos generales acerca de las cepas probióticas y destinado a profesionales de la salud y la industria alimentaria.

Los probióticos pueden favorecer la salud inmunitaria de los bebés nacidos por cesárea

El parto por cesárea puede alterar el equilibrio de las bacterias en el intestino (es decir, la microbiota intestinal) de los bebés, provocando que haya menos bifidobacterias, un tipo de bacterias de gran importancia en los primeros años de vida. Dar a los bebés probióticos que contengan bifidobacterias puede ayudar a equilibrar la microbiota intestinal y, por lo tanto, favorecer el sistema inmunitario y su salud.

Dato

La microbiota intestinal es el conjunto de bacterias que viven en el sistema digestivo. Se forma en la infancia y es importante para la salud durante todas las etapas de la vida.

La madre transmite bacterias al bebé durante el parto

Durante el parto vaginal, se transfieren importantes bacterias de la madre al bebé. Estas bacterias ayudan a formar la microbiota intestinal y son importantes para el desarrollo del sistema inmunitario del bebé.1 Por lo tanto, las bacterias de la madre pueden producir un efecto beneficioso a largo plazo en la salud del bebé.2 

Las bifidobacterias son importantes para el desarrollo del sistema inmunitario

En las primeras semanas de vida, lo ideal es que las bifidobacterias sean las más abundantes en el intestino de un bebé sano.3 Los estudios clínicos han demostrado que las bifidobacterias desempeñan un papel significativo en el desarrollo de un sistema inmunitario sano.4
La composición ideal de las bacterias en el intestino puede verse alterada y desequilibrada. Esta situación, llamada disbiosis, se ha asociado con algunas afecciones en etapas posteriores de la vida.1, 2 La disbiosis se produce con frecuencia en los primeros meses y un motivo habitual es haber nacido por cesárea.

 
Bebé con necesidades especiales por parto prematuro

El parto por cesárea puede alterar el equilibrio ideal de las bacterias 

 Los bebés nacidos por cesárea no siempre reciben de la madre las bacterias importantes que ayudan a formar su microbiota intestinal.5 En comparación con los nacidos por vía vaginal, tienen una cantidad menor de bifidobacterias,2 lo que se ha asociado a una mayor probabilidad de obesidad en etapas posteriores, a llanto excesivo e inquietud y a una respuesta inmunitaria inadecuada a los alérgenos.
 
Dato

Los bebés nacidos por cesárea pueden no recibir las importantes bacterias que se transfieren durante un parto vaginal.  

Durante los primeros meses de vida, lo ideal es que las bifidobacterias sean las que más abunden en el intestino; a eso pueden ayudar los probióticos.

En un estudio de alta calidad, los recién nacidos recibieron una fórmula infantil que incluía suplementos con una bifidobacteria llamada Bifidobacterium,  BB-12®  (en adelante, mencionada por la marca registrada BB-12®), una fórmula infantil estándar o lactancia materna. Con un mes de edad, los bebés a los que se les administró la fórmula con BB-12® tuvieron una cantidad de bifidobacterias intestinales parecida a la de los bebés amamantados y significativamente más alta que la de los bebés que recibieron la fórmula estándar.

Además, en un estudio de 28 días con bebés que lloraban en exceso y estaban inquietos, los que recibieron el probiótico BB-12® lloraban y estaban inquietos significativamente menos que los que recibieron un placebo.
 
Dato

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda lactancia materna exclusivamente durante los seis primeros meses, seguida por lactancia materna con suplementos.9

Lactobacillus rhamnosus, LGG® también puede ser beneficiosa en la primera infancia 

También se ha demostrado que otras cepas probióticas son beneficiosas para la salud cuando se utilizan en las primeras semanas y meses, como puede ser al apoyar la salud inmunitaria y digestiva.10, 11, 12, 13 Por ejemplo, la suplementación con Lactobacillus rhamnosus, LGG® se ha asociado con una menor duración de los episodios de heces sueltas,10, 13 menos afecciones digestivas11 y menos molestias en las vías respiratorias.11, 12
 
Bebé recién nacido por cesárea

La suplementación con probióticos puede ayudar al desarrollo de la microbiota intestinal 

La suplementación con probióticos durante los primeros años de vida puede ser beneficiosa, ya que puede contribuir a equilibrar la microbiota intestinal en desarrollo y favorecer la salud del sistema digestivo e inmunitario.7, 8, 10, 11, 12, 13 

Si se plantea dar la cepa probiótica BB-12® o LGG® a un bebé para favorecer su desarrollo saludable, consulte a un profesional sanitario.7, 8, 10, 11, 12, 13 
Pulse aquí para leer acerca de las cepas LGG® y BB-12®
Si tiene alguna pregunta, consulte a un profesional sanitario para obtener más información.

BB-12® y LGG® son marcas registradas de Chr. Hansen A/S.

Este artículo tiene carácter informativo sobre los probióticos, y no pretende sugerir que ninguna sustancia a la que se haga referencia en él esté indicada para diagnosticar, curar, mitigar, tratar o prevenir ninguna enfermedad.


Referencias

1. Gensollen T, et al. How colonization by microbiota in early life shapes the immune system. Science. 2016;352(6285):539-44. (PubMed
2. Walker WA. The importance of appropriate initial bacterial colonization of the intestine in newborn, child, and adult health. Pediatr Res. 2017;82(3):387-95. (PubMed
3. Korpela K, de Vos WM. Early life colonization of the human gut: microbes matter everywhere. Curr Opin Microbiol. 2018;44:70-8. (PubMed
4. Ruiz L, et al. Bifidobacteria and Their Molecular Communication with the Immune System. Front Microbiol. 2017;8:2345-. (PubMed
5. Korpela K, et al. Childhood BMI in relation to microbiota in infancy and lifetime antibiotic use. Microbiome. 2017;5(1):26. (PubMed
6. Rautava S. Microbial Composition of the Initial Colonization of Newborns. In: Isolauri E, et al., editors. Intestinal Microbiome: Functional Aspects in Health and Disease 2017. (PubMed
7. Langhendries JP, et al. Effect of a fermented infant formula containing viable bifidobacteria on the fecal flora composition and pH of healthy full-term infants. J Pediatr Gastroenterol Nutr. 1995;21(2):177-81. (PubMed
8. Nocerino R, et al. The therapeutic efficacy of Bifidobacterium animalis subsp. lactis BB-12® in infant colic: A randomised, double blind, placebo-controlled trial. Aliment Pharmacol Ther. 2019. (PubMed
9. Organización Mundial de la Salud. International Code of Marketing of Breast-Milk Substitutes. (Source) Accessed 20th September 2021.
10. Isolauri, E.  et al. A human Lactobacillus strain (Lactobacillus casei sp strain GG) promotes recovery from acute diarrhea in children. Pediatrics. 1991;88(1): 90-7. (PubMed
11. Hojsak I, et al. Lactobacillus GG in the prevention of nosocomial gastrointestinal and respiratory tract infections. Pediatrics. 2010;125(5):e1171-7. (PubMed
12. Hojsak I, et al. Lactobacillus GG in the prevention of gastrointestinal and respiratory tract infections in children who attend day care centers: a randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Clin Nutr. 2010;29(3):312-6. (PubMed
13. Aggarwal S, et al. Lactobacillus GG for treatment of acute childhood diarrhoea: an open labelled, randomized controlled trial. Indian J Med Res. 2014;139(3):379-85. (PubMed)

¿Qué son

los probióticos?

Más información sobre qué son los probióticos y cuáles son sus beneficios para la salud

Qué

buscar

Reciba consejo sobre cómo elegir un producto probiótico de alta calidad

Nuestras
cepas

Obtenga más información sobre algunas de las cepas probióticas más documentadas del mundo y sobre sus beneficios para la salud

Compartir