Los probióticos pueden favorecer la salud respiratoria de los bebés y los niños pequeños

5 Minutos para leer

Estudios de alta calidad sugieren que las cepas probióticas Lactobacillus rhamnosus, LGG® y Bifidobacterium, BB-12® (en adelante mencionadas usando las marcas registradas LGG® y BB-12®) pueden favorecer la salud respiratoria en bebés y niños.

Dato

El sistema inmunitario de los bebés y los niños pequeños no está totalmente desarrollado,1 por lo que son más vulnerables a sufrir molestias en las vías respiratorias.2

Las molestias en las vías respiratorias son habituales

Cuando el sistema inmunitario se pone a prueba, es más probable que las personas experimenten molestias en las vías respiratorias, uno de los problemas de salud que más a menudo se observan en la atención sanitaria.3 Desencadenadas por una amplia variedad de sustancias extrañas, como bacterias dañinas, dichas molestias son especialmente frecuentes en los niños.4 Se producen 2-3 veces más a menudo en los niños que van a la guardería que en los que se quedan en casa.5

Aunque el malestar en las vías respiratorias tiende a desaparecer por sí solo, sigue siendo la razón más habitual de visita de los niños a un profesional sanitario.6

Los probióticos pueden ayudar a reducir la aparición de molestias en las vías respiratorias

En estudios científicos de alta calidad, los bebés y niños a los que se les dio la cepa probiótica LGG® o BB-12® tenían menos molestias en las vías respiratorias que los que no recibieron LGG® o BB-12®.7-11
 
Padre y niños pequeños, los probióticos ayudan a la salud respiratoria

LGG® puede favorecer la salud respiratoria de los niños 

En un estudio en el que se investigó el consumo de LGG®, los niños que tomaron LGG® a diario durante 3 meses meses tuvieron muchos menos casos de molestias en las vías respiratorias. Los niños que tomaron LGG® pero experimentaron molestias en las vías respiratorias las sufrieron durante menos tiempo que los que recibieron un placebo.7 En comparación con los niños del grupo de placebo, los que recibieron LGG® también faltaron a la guardería por mala salud significativamente menos días.7

Otro estudio demostró que el uso de LGG® también puede favorecer la salud respiratoria en niños hospitalizados por otros motivos.8 En el estudio, los niños que tomaron leche fermentada complementada con LGG® tuvieron menos trastornos digestivos con una duración superior a dos días y menos molestias respiratorias con una duración superior a tres días que los niños que recibieron un placebo.8
Haga clic aquí para leer más sobre la cepa LGG® de Chr. Hansen.
 

On average

2

days less away from day care vs. placebo according to the study

La salud respiratoria de los bebés puede ser respaldada con BB-12®  

Los estudios sugieren que la cepa probiótica BB-12® también puede favorecer la salud respiratoria de los bebés. Los bebés que recibieron BB-12® desde la edad de 1 mes hasta los 2 años experimentaron menos molestias respiratorias.9, 10
Haga clic aquí para leer más sobre la cepa BB-12® de Chr. Hansen.

Los probióticos pueden favorecer la salud respiratoria de los niños

Como se analiza en este artículo, las cepas probióticas LGG® y BB-12® pueden ayudar a mantener la salud respiratoria en bebés y niños. Los estudios sugieren que la suplementación con LGG® puede ayudar a reducir el número de días de ausencia de la guardería.
Para más información, consulte a un profesional sanitario.
Consulte lo que debe buscar al elegir un probiótico.
Lea sobre los probióticos y las heces sueltas ocasionales y sobre el llanto excesivo y la irritabilidad en los bebés.


LGG® y BB-12® son marcas registradas de Chr. Hansen A/S.

Este artículo tiene carácter informativo sobre los probióticos, y no pretende sugerir que ninguna sustancia a la que se haga referencia en él esté indicada para diagnosticar, curar, mitigar, tratar o prevenir ninguna enfermedad.
 
Lactobacillus rhamnosus, LGG®

Lactobacillus rhamnosus, LGG® es la cepa probiótica más documentada del mundo. La cepa LGG® ha demostrado ser beneficiosa en personas de todas las edades y en diversos ámbitos de la salud, incluida la salud digestiva, inmunológica y bucal.

LGG® es una marca registrada de Chr. Hansen A/S

Referencias

  1. Ygberg S, Nilsson A. Acta Paediatr. 2012;101(2):120-7. (PubMed)
  2. Tregoning JS, Schwarze J. Clin Microbiol Rev. 2010;23(1):74-98. (PubMed)
  3. National Institute for Health and Care Excellence. 2008. (Source)
  4. Cotton M, et al. S Afr Fam Pract (2004). 2008;50(2):6-12. (PubMed)
  5. Lu N, et al. Child Care Health Dev. 2004;30(4):361-8. (PubMed)
  6. Lenoir-Wijnkoop et al. PLoS One. 2015 Apr 10;10(4):e0122765 (PubMed)
  7. Hojsak I, et al. Clin Nutr. 2010;29(3):312-6. (PubMed)
  8. Hojsak I, et al. Pediatrics. 2010;125(5):e1171-7. (PubMed)
  9. Taipale T, et al. Br J Nutr. 2011;105(3):409-16. (PubMed)
  10. Taipale TJ, Pediatr Res. 2016;79(1-1):65-9. (PubMed)
  11. Hatakka K, et al. BMJ. 2001;322(7298):1327. (PubMed)

¿Qué son

los probióticos?

Más información sobre qué son los probióticos y cuáles son sus beneficios para la salud

Qué

buscar

Reciba consejo sobre cómo elegir un producto probiótico de alta calidad

Nuestras
cepas

Obtenga más información sobre algunas de las cepas probióticas más documentadas del mundo y sobre sus beneficios para la salud

Compartir esto con